«RECONSTRUYENDO A PUERTO RICO A TRAVÉS DEL ARTE Y LA CULTURA» 

«REBUILDING PUERTO RICO THROUGH ARTS AND CULTURE»

La Fundación de Cine de Puerto Rico es una organización sin fines de lucro que busca theessayclub.com https://writemyessayrapid.com/ampliar la cultura cinematográfica de nuestro pueblo y contribuir al desarrollo de la industria fílmica local creando oportunidades de trabajo en una industria de enorme potencial económico y cultural.  Como parte de nuestra misión hemos creado un foro donde nuestros cineastas pueden mostrar sus trabajos y enriquecerlos a través del contacto directo con una producción internacional de calidad. Esto lo hemos hecho a través de CINEFIESTA, el Festival Internacional de Cortometrajes de Puerto Rico y de las iniciativas educativas de la Fundación.

HISTORIA de CINEFIESTA:

En mayo de 2003, se presentaba en el Museo de Arte de Puerto Rico, a través de La Fundación de Cine de Puerto Rico, lo que sería el primer festival para la organización: el Festival de Cortometrajes La Boca del Lobo.
theessayclub.com https://writemyessayrapid.com/
Esta primera experiencia nos mostró un público diverso y deseoso de apreciar cortometrajes. Iniciamos así nuestra historia con un festival no competitivo de cortometrajes españoles, con 24 cortos en tres noches de salas llenas. Ante esta experiencia, Luis J. Cruz, presidente de la Fundación de Cine, se encontró sin querer frente a un nicho desatendido; y así fue cómo comenzó oficialmente un festival internacional que, al 2019 celebra su decimoquinta edición.

Luego del éxito y la aceptación de este primer festival y viendo que sí gustaba al público, creamos el Festival Internacional de Cortometrajes de Puerto Rico, un festival competitivo que le ofrece espacio al talento del patio y también incluye trabajos internacionales para continuar enriqueciendo a los cineastas locales.

Este segunda edición incorporó la competencia para cortometrajes nacionales e internacionales. , celebrado nuevamente en el Museo de Arte de Puerto Rico, en agosto de 2004, contó con 22 cortos en tres días, ocho de ellos puertorriqueños. El ganador como Mejor Corto Nacional lo fue ‘El perro ovejero’, de Joel Pérez Irizarry. Otros ganadores del premio al Mejor Corto Nacional han sido ‘El andén’, de Eduardo Salgado (2005); ‘El preámbulo’, de Damián Rosa (2006); ‘Peor es nada’, de Kathy García (2007); ‘El hombre muerto’, de Osvaldo González (2008); ‘La Mancha’, de Cristian Carretero (2009); ‘Luz’, de Álvaro Aponte (2010); ‘143’, de Mariana Emmanuelli (2011),  y ‘Mi santa mirada’, de Álvaro Aponte (2012); Gente Buena, de David Norris (2013); El Extraordinario Señor Júpiter, de Federico Torres (2014) y Yahaira, de Álvaro Aponte (2015).

La Fundación logró institucionalizar un concurso de guiones, el cual tenía al principio dos categorías: una para cineastas profesionales y otra para ópera prima; actualmente, hay un solo renglón competitivo. “En 2003, César Rodríguez ganó en la primera categoría, mientras que Coraly Santaliz ganó en la de ópera prima. Y, con la ayuda de la Corporación de Cine de Puerto Rico, se logró realizar el cortometraje de Coraly, ‘El anillo’, el cual presentamos como estreno mundial el día de las premiaciones del festival, en 2004”, nos comenta Luis con satisfacción.

Este concurso nacional de guiones corre independiente de la convocatoria de Cinefiesta, a pesar que la fecha límite para entrega es la misma. Un jurado, compuesto por escritores y profesores de cine puertorriqueño, estudia los guiones enviados para luego escoger un primer premio y, de ser meritorio, una mención de honor.

Regresando al festival de cortometrajes, luego de un exitoso segundo evento, The Film Foundation decidió añadirle un nombre más corto y significativo al que ya identificaba al festival de 2005: Cinefiesta. Con la ayuda de fieles auspiciadores como el Municipio Autónomo de Caguas y su alcalde, el Honorable William Miranda Marín; la Corporación de Cine de Puerto Rico; el Museo de Arte de Puerto Rico; la Compañía de Turismo de Puerto Rico; y Caribbean Cinemas, entre otros, Cinefiesta es hoy por hoy el principal evento competitivo y de exhibición de cortometrajes en Puerto Rico.

El hecho que Luis se haya movilizado alrededor del mundo, conociendo los diferentes circuitos de cortometrajes existentes y, a su vez, dando a conocer el de Puerto Rico, también ha ayudado al éxito de Cinefiesta. En 2004, se recibieron un promedio de 25 a 30 cortometrajes para competencia; pero para el 2009, la cantidad subió exponencialmente, con 1,514 trabajos sometidos -86 escogidos para competencia-, tanto nacionales como internacionales. Y este ritmo continuó en años siguientes en los cuales se recibieron entre 2,500 y 3,500 cortometrajes por edición.

¿Cómo se seleccionan los trabajos que van a competir en Cinefiesta?

La Fundación de Cine cuenta con un comité seleccionador, conformado por miembros de la organización. Si hay algún miembro de este comité que no ha estado familiarizado con el trabajo de evaluar cortometrajes, se le envía a exponerse a diferentes festivales internacionales alrededor del mundo. Desde nuestros comienzos, un total de 10 personas se han beneficiado de este tipo de aprendizaje”.

Según vamos recibiendo cortometrajes, se van evaluando de inmediato. Luego que se seleccionan los cortometrajes a competir, se distribuyen por días, sesiones y duración, tratando también que siempre haya diversidad geográfica en cada sesión, que debe durar más o menos una hora y quince minutos.

Luego, se someten a la evaluación de un jurado independiente de la Fundación, compuesto por personalidades del mundo cinematográfico y artístico. Este jurado evalúa los cortos la semana de Cinefiesta, otorgando el último día del festival los diferentes premios establecidos: mejor corto nacional y mejor corto internacional; premios especiales del Jurado; mejores actuaciones masculina y femenina en corto nacional; mejor dirección en corto nacional. Por otra parte, la audiencia también tiene la oportunidad de otorgar sus premios votando en cada sesión por su favorito para el mejor corto nacional y mejor internacional.

Solo una vida vivida para los demás merece ser vivida …
– Albert Einstein