Categorías
Uncategorized

Crímenes de familia – Luis J

(2020)

Argentina

Dirección: Sebastián Schindel

Guion: Pablo Del Teso, Sebastián Schindel.

Netflix

Trailer de la película. (Youtube)

Antes de embarcarnos en nuestro comentario sobre la película argentina “Crímenes de familia” hago una breve pausa para decir:

Que el propósito de estas reseñas no es uno protagónico o académico y que solo nos inspira el deseo de contribuir a que los que las lean disfruten un poco mas de la experiencia de ver cine. ¡Si no estamos logrando eso, envíen sus cometarios!

Gracias.

Cine argentino

Para mí, el cine argentino comienza durante mi niñez cuando mi padre me llevaba a una modesta sala de provincias y juntos veíamos y reíamos la agudeza del humor de Luis Sandrini o Nini Marshall.

Actor Luis Sandrini. (Suministrada)

Estos comediantes argentinos (más el genio mexicano, Mario Moreno) son mis referentes latinoamericanos cuando trato de explicar cuál es la comedia popular que favorezco, versus la local de gritos, brincos, saltos y estereotipos.

Luego mi hermana (polifacética artista que sin estudios podía cantar, pintar, esculpir, tocar la guitarra y el piano y escribir extraordinaria poesía y cuentos) me llevó de la mano al tango y a sus mejores exponentes: Gardel, del Carril, Libertad Lamarque y Discépolo. Por mi cuenta me convertí en fanático de Astor Piazzolla en la música y de Cortázar en la literatura (curiosamente nacido en Bélgica y muerto en Paris), Borges, Sábato y otros.

Una vez encaminada mi vida hacia la apreciación del cine, Torres Nilsson (5 de mayo 1924- 8 de septiembre 1978) (La casa del ángel) fue mi primer referente.

Director de cine, Leopoldo Torres Nilsson. (Suministrada)

A esto le siguió una larga lista de directores argentinos, muchos de los cuales se convirtieron en mis favoritos: Alistarían, Puenzo, Campanella, Burman, Lerman, Sorín y otros (todavía tengo que asimilar el cine de Lucrecia Martel). Dos de ellos fueron ganadores del Oscar: Puenzo por La historia oficial en el 1986 y Campanella en el 2010 por El Secreto de sus ojos.

Crímenes de familia

Si Ud. opina como yo que el cine argentino tiene cierta predilección por los tribunales de Justicia, no está lejos de la verdad. La naturaleza supra-judicial de la sociedad argentina viene del oscuro pasado peronista hasta las Madres de la Plaza de Mayo y continúa con la tragicomedia de los Kishner y el fracaso de sus adversarios liderados por Macri.

Esto está puesto de manifiesto en la pieza de Schindel que es motivo de esta reseña, con el director repitiendo la fórmula de su primer y exitoso largometraje El patrón radiografía de un crimen, basado también en hechos reales.

El patrón, radiografía de un crimen, dirigida por Sebastián Schindel. (Suministrada)

Los “crímenes de familia” los cometen dos personas sin nexo aparente hasta un final apresurado y predecible.

La película, con todos los atributos técnicos del buen cine, es mas un escenario para el talento interpretativo de una de las actrices más sobresalientes del cine argentino: Cecilia Roth. A ella le viene como anillo al dedo un personaje que pertenece a la clase alta de un País que tiene una relación odio/amor con sus mas encumbrados ciudadanos.

La actriz, Cecilia Roth, interpreta el papel de la protagonista Alicia, en Crímenes de familia. (Suministrada)

Me parece que, a veces, las “segundas películas” de directores talentosos, casi siempre descansan en los laureles de la primera. Schindel se siente ahora mas cómodo y el experimentar es mas peligroso que el exhibido en El patrón…, que es una cinta con mas garra y mejores actuaciones, excepto por la ya nombrada de la Roth y tal vez la de la doméstica, interpretada por Yanina Ávila cuyo personaje está marcado por un tránsito poco creíble entre la opacidad y la brillantez intelectual.

Esta cinta estaba programada para estrenarse en las salas de cine, pero la pandemia obligó a Netflix a estrenarla en su plataforma que es donde único se podrá ver por ahora…si les apetece.

Crímenes de familia merece, en mi opinión, tres coquíes y medio (y estoy siendo generoso con mi amigo Pablo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *