Categorías
Uncategorized

Sami Blood – Luis J

“My definition of making films that matter is simply: using the medium of film to express, explore, or examine the ideas that interest us, our personal struggles, and our personal and cultural beliefs on a microcosmic level.”

Rob Hardy
Trailer de la película. (Youtube)

Desde un comienzo poco auspicioso hasta nuestros días, el cine ha recorrido un largo camino. En sus inicios despegaba como entretenimiento pasajero y, poco a poco, pasó a convertirse en expresión artística que producía obra significativa desde el punto de vista de la narrativa y la estética. Si bien es cierto que el cine, como elemento comercial, ha acumulado sus mayores éxitos; este se ha visto forzado a ceder parte de su espacio a un cine que apela a un público que lo ha identificado como el arte del siglo XXI. Las obras que se continúan produciendo al margen del llamado “cine comercial”, ahora son protegidas por prestigiosos festivales de cine que crean mercados paralelos al antes monopolizado cine de entretenimiento.

“Sami Blood” se basa en una historia que podría haber sido “prostituida” por los elementos que conforman el cine comercial y que sin embargo sobrevive como obra de arte, gracias al talento de sus componentes creativos. Su directora, la cineasta sueca Amanda Kernell que ha pagado su ascenso en el cine internacional con el devaluado pero importante boleto del cortometraje (con mas de media docena premiados en festivales internacionales), conjuga una traumática experiencia personal, con la tradición intimista del cine sueco y un equipo de primera categoría donde despunta de manera brillante la cinematografía de Sophia Olsson y la memorable actuación de Lene Cecilia Sparrok.

El largometraje es inspirado por el cortometraje creado por la misma directora, Amanda Kernell. (Suministrada)

La historia nos revela el mundo remoto de los Sami, grupo étnico relegado a los confines del norte sueco y objeto de un discrimen que no ha podido con el espíritu imbatible de estos seres que pastorean renos y se aferran a tradiciones milenarias. De este entorno pretende escapar la protagonista que, enfrentada con una cultura ajena que le viene impuesta por la historia y los prejuicios, termina aceptando sus orígenes y aceptando el mundo que durante su juventud rechazó y que es parte irreemplazable de su ser. Un memorable filme que permanece con el espectador como una denuncia poética, gracias a su poderoso mensaje y al innegable talento de una directora que habrá que seguir muy de cerca.

4.5 coquíes muy merecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *