Categorías
Uncategorized

The Trial of the Chicago 7 – Raúl

Drama Histórico / 2:10/ USA / 2020

Actores: Eddie Redmayne (Tom), Alex Sharp (Rennie), Sacha Baron (Abbie Hoffman), Jeremy Strong (Jerry), John Carroll Lynch (David), Yahya Abdul Mateen Il (Bobby Seale), Mark Rylance (Kunstler), Joseph Gordon-Levitt (Schultz), Frank Langella (Judge Hoffman)

Director y guionista: Aaron Sorkin

Fuente: Netflix 

The Whole World is Watching!” Gritaban a todo pulmón una y otra vez los movimientos de protestas de los 60’s.

Se acerca la Convención Demócrata de 1968 en Chicago previo a las elecciones del mismo año. En la nación un ambiente caldeado se respiraba y no solo por las elecciones per se, también por lo que significaba para la guerra de Vietnam. La lucha por las libertades civiles tenían lugar en todo el país. Los asesinatos de Martin Luther King y el candidato Demócrata a la presidencia de los EEUU Robert F. Kennedy (en el momento de su muerte lidereaba las primarias demócratas), le echaron leña al fuego. Todo esto ante el cuadro escalofriante de aumento de muertes en Vietnam y el incremento desmedido de tropas y como colofón la alta probabilidad (fue la realidad) que los candidatos demócrata y  republicano a la presidencia favorecían la guerra de Vietnam. 
Los diferentes movimientos de protestas se citan para una demostración pacífica allí (Chicago) donde son recibidos por 12,000 efectivos de la policía de la ciudad y 13,000 de la Guardia Nacional. Las autoridades invocan la Ley Rap Brown que prohíbe cruzar líneas estatales con el propósito de incitar a la violencia. Lo de pacífico se quedó en el punto de partida. 

La película se desarrolla en el 1968, en Chicago, durante las elecciones y la época de protestas por la guerra de Vietnam. (Suministrada)

En la Corte se desarrolla la segunda parte de la farsa. El juez Hoffman, ninguna relación con Abbie e interpretado con maestría por Langella se revuelca entre la ineptitud y el prejuicio y los administra a «manos llenas» en el sentido amplio del término. Resumimos el proceder del juez Hoffman, ya que es historia y está accesible. 
Las escenas de la Corte se toman en un tiro ancho que permite al espectador ver simultáneamente a los abogados en su interrogatorio y a grupos de personas reaccionando a lo que acontece. Según se desarrolla el juicio, el director Sorkin nos lleva hacia atrás para explicarnos el génesis de lo que se daba en la Corte; a la misma vez usaba a Abbie Hoffman para hacer un recuento a los protestantes de lo acontecido ese día en el juicio. 
En la película entonces co-existen tres (3) historias:

1- El juicio y todas sus particularidades 

2- Las demostraciones que se tornan de pacíficas a violentas y

3- La rivalidad entre Tom Hayden y Abbie Hoffman. 

El elenco cuenta con actores reconocidos como Eddie Redmayne, Sacha Baron Cohen, Frank Langella, Joseph Gordon-Levitt y más. (Suministrada)

Este juicio duró 6 meses y existen 22,000 páginas de transcripción. Con tantos datos, corrupción y una Corte «cargada» la balanza se inclinaba en contra de los Chicago 7, cuando surge la oportunidad de traer a testificar a Ramsey Clark (Michael Keaton), ex Fiscal General de los EEUU, bajo la administración de LBJ. La recopilación de información llevada a cabo por su oficina le da un giro inesperado y necesario a los acusados. ¡Su actuación es un crédito a la película!

Por razón de tiempo vamos a resumir y destacar las actuaciones. Sacha Baron nos sorprende gratamente en un papel que le exige más de lo que nos tiene acostumbrado. ¡Lo logra y lo sobrepasa!
Eddie Redmayne se reafirma como una de las figuras principales del cine y el teatro en la última década, ha sido ganador del Oscar, Golden Globe, BAFTA y el TONY, entre otros. ¡Amplio su talento! Mark Rylance trasciende en su papel de abogado; es un ganador de Oscar y TONY. Es su astucia y veteranía que le da balance a la película. 
Frank Langella, otro brillante veterano, que tal vez para sorpresa de muchos ha sido más galardonado en teatro, que en el cine. ¡Brillante en su papel de Antagonista!

Comentario: De estos 4 actores que entendemos son los principales, con la excepción de Langella, son británicos en una película de historia puramente estadounidense. 
Aaron Sorkin es el director. Este es solo su segundo trabajo. En cine Molly’s Game (2017) fue su debut. Es como guionista que ha hecho su nombre, de películas como A Few Good Men, The Social Network y Moneyball y series como The Newsroom y The West Wind.

Ser guionista para TV nacional a menudo obliga a hacer concesiones como finales épicos o felices y esto puede permear en su estilo. Sorkin ya lo hizo en su bien recordado A Few Good Men y tal parece no lo superó para The Trial of the Chicago 7. Esto le resta méritos, sin llegar al demérito. 

Otro comentario: Es altamente recomendable buscar lo que significó el año 1968 en la historia de EEUU, tal vez el más convulso de los últimos 52 años y al mismo tiempo tan pertinente como el 2020. Esta búsqueda nos ubica con una visión más amplia para comprender/entender la película y la época que representa. 

Puntuación: 4 de 5 Coquis 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *